“AQUEL SISTEMA DE MEDICINA QUE NIEGUE O IGNORE LA EXISTENCIA DEL ESPIRITU SERA NECESARIAMENTE INCOMPLETO, POR EXCLUIR LA CUALIDAD MAS FUNDAMENTAL DE LA EXISTENCIA HUMANA, LA DIMENSION ESPIRITUAL “.

                                                                                                      (Richard Gerber)

 

 

DUHKKA es el término Sanscrito que indica sufrimiento. El sufrimiento que todos los seres humanos hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas o estamos experimentando en este momento.

 

Se  puede clasificar en:

 

  • Encontrarte con lo que no te gusta:      Ejemplo: Una enfermedad.

  •           Separarte de lo que te gusta:      Ejemplo: Una pareja

  •               No obtener lo que quieres:       Ejemplo: Un negocio

 

 

                 A) ¿Para quién está indicada esta terapia?

 

Para personas con un profundo y ardiente  deseo en su corazón de aliviar su sufrimiento y el de los demás, dispuestos y comprometidos a caminar un sendero de auto sanación y capaces de apreciar el valor de la medicina del alma.

 

 

                 B) ¿Cómo nació la idea?

 

En tiempos antiguos las personas teníamos la posibilidad de retirarnos con mayor facilidad a espacios en medio de la naturaleza donde nos recargábamos de energía.

En la era moderna las circunstancias externas que nos rodean como compromisos, trabajo, familia,  (creadas por nosotros mismos) nos impiden desplazamientos prolongados a lugares de retiro y sanación.

 

Por tal motivo Illarik ha creado un espacio/ tiempo de sanación de fácil acceso en otras ciudades de Colombia. En estas sesiones individuales tendrás la posibilidad de mirar en el fondo de tu corazón y  reconectarte con tu sanador interior.

 

 

                C) ¿Quién la realiza?

 

Ante la realidad innegable del sufrimiento humano Jadhisatva  siempre ha mostrado una curiosidad infantil para encontrar respuestas.

 

Educado en un entorno católico, después de graduarse en Medicina Occidental en la Universidad del Rosario continuo su camino con el estudio de Ética Médica en Iowa (USA) y luego con su especialización en  Medicina Tradicional China en Shanghái (China) donde paralelamente se introdujo en la meditación budista , práctica que aun continua.

 

El siguiente paso fue investigar junto con su esposa Hanhepi Wi en el Chamanismo de Sur América y posteriormente de Norte América, con algunos intervalos para para profundizar en el manejo de la mente con sus estudios de PNL con  John Grinder y de Coaching en Canadá.

 

En el momento alterna los viajes con sus trabajo como Director del Centro Medico Illarik / Renacer y con la docencia en la Facultad de Medicina en la Universidad de Nariño.

 

Las sesiones  de Medicina del Alma son frutos de esta permanente búsqueda y de los valiosos aportes de su grupo de trabajo durante muchos años.

 

 

                D) ¿Qué puedo esperar en una sesión?:

 

Por favor no esperes nada habitual, disponte a sorprenderte!

 

La dinámica de Medicina del Alma puede incluir  Oración , Meditación , técnicas de Coaching ó de PNL, una recomendación de Medicina Occidental ó de flores de Bach, Humor, Aromaterapia , un toque chamánico , un cuento Zen ó una historia árabe, la activación de un punto de Acupuntura, un Mudra, un Mándala ó aquello que sea necesario en ése instante para facilitar la reconexión con tu Maestro Interior y restaurar el equilibrio y armonía de tu ser.

 

Al final de la sesión algunas de las sensaciones frecuentes que nuestros visitantes describen es la de haber soltado cargas, de sentirse más vitales, alegres y reconciliados con la vida.

 

Aclaramos que estas intervenciones más que pretender reemplazar tu atención médica habitual buscan despertar tu poder de autocuración.

 

 

          

 

                UNA HISTORIA FINAL ……

 

Un hombre que vivía en Turquia oyó hablar de un gran maestro que moraba en Persia. Sin dudarlo, vendió todas sus cosas, se despidió de su familia, y se fue en búsqueda de su sabiduría.

 

Después de viajar durante años, consiguió llegar a la cabaña en la que vivía el gran maestro.

 

Lleno de terror y de respeto, se acercó y llamó.

El gran maestro abrió la puerta. – vengo de Turquia  - dijo-. Hice todo este viaje solo para hacerte una pregunta.

 

El viejo lo miro sorprendido:

 

  • Está bien. Puedes hacer sólo una pregunta.

  • Necesito ser claro en mi pregunta; puedo preguntar en turco?

  • Si- dijo el sabio-, y ya he respondido a tu pregunta. Cualquier cosa que quieras saber, pregúntasela a tu corazón; él te dará la respuesta y cerró la puerta.

 

(Del libro Maktub, de Paulo Coelho)